Caja registradora una cuba

El recibo fiscal es evidencia de compras realizadas en el interés. Nos facilita comprobar si el pago de los estantes de la tienda realmente concuerda con el calculado en la taquilla, gracias al cual podemos informar una posible queja también en la tienda. Además, el recibo nos da una visión general del dinero gastado, lo que facilita enormemente el cuidado de los gastos del hogar.

El recibo también es una serie de información importante, no necesariamente combinada con los productos comprados o sus precios. Y la única información más importante que la caja registradora elzab alfa & nbsp; imprime en el recibo es el nombre del contribuyente que administra la empresa y la dirección de su domicilio social. Los nuevos datos son el punto de identificación fiscal, la fecha y la hora de la impresión del recibo y el número de cajero y cajero. La información sobre el problema del número del cajero es extremadamente importante si tenemos que presentar una queja sobre un bien dado. El recibo es una prueba de ventas extremadamente importante no solo para el hombre, sino también para un vendedor y la Oficina de Impuestos. Gracias al hecho de que la caja registradora registra la venta de cada producto, es más difícil ocultar los bienes vendidos y, como resultado, es más difícil evitar el pago del impuesto. Con estas decisiones, el Ministerio de Finanzas obligó a los otros grupos de profesiones a emitir un recibo. Y estos son, por ejemplo, peluqueros y taxistas. Es necesario tener todo el año para traer nuevos productos y el propósito de usar cajas registradoras puede ser responsable de otras industrias. Otro deber que recae en el empresario, cuya empresa utiliza las cajas registradoras es proteger la copia de los recibos. Entonces es necesario para el éxito de la auditoría de la Oficina Tributaria. Si las copias en papel de los recibos debían conservarse durante mucho tiempo, hoy es posible almacenar estas copias en tarjetas de memoria específicas, lo que significa que viven mucho menos espacio. El propietario del plato se ve obligado a verificar la caja registradora correctamente, y si el dispositivo falla, debe ser reemplazado por una caja registradora efectiva. El documento que confirma la compra es extremadamente importante y aún debemos tenerlo con nosotros. La buena prueba de compra conocida no estará presente, lo que será especialmente importante cuando se queje sobre el producto comprado.